31 oct. 2010

Festividad de Todos los Santos

Es difícil mantener siempre con ilusión un latido vital, sin descanso, sin pérdida de vibraciones. Es difícil pero es santificador. Ese es, sin duda, el mejor milagro de la vida de los santos.

Teresa Ortega, OP

29 oct. 2010

Pedid y recibiréis

El abandono para que sea auténtico y engendre paz, es preciso que sea pleno...
Por ello implica una parte inevitable de renuncia y esto es lo que nos resulta más difícil...
El abandono no es natural, es una gracia que hay que pedir a Dios nos la concederá si oramos con perseverancia "Pedid y recibiréis".
El abandono es un fruto del Espíritu Santo que el Señor no niega al que lo pide con fe: "Si vosotros siendo malos sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, cuanto más vuestro Padre, dará el Espíritu Santo a los que se lo piden"

Jaques Philippe

28 oct. 2010

Santos

Hay que reemprender el vuelo hacia la santidad y mirar hacia las cumbres con mirada de águila y con ojos de fuego. La Iglesia quiere santos, sólo los santos revolucionan el mundo.
Teresa Ortega, OP

26 oct. 2010

Si poco fue el amor en nuestro empeño,
de darle vida al día que fenece,
convierta en realidad lo que fue un sueño,
tu gran Amor, que todo lo engrandece.

25 oct. 2010

¿encorvados?

En el Evangelio de hoy se lee entre otras cosas que "había una mujer a la que un espíritu tenía enferma hacía dieciocho años; estaba encorvada, y no podía en modo alguno enderezarse. Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad». Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios."
Siempre me impresionó esta perícopa por lo personal que la encuentro. Todos tenemos algo que nos hace estar encorvados, algo que no nos permite enderezarnos, y por eso en una situación u otra no conseguimos "elevar" la mirada a lo alto.
Pero la mujer, simplemente, se nos dices, estaba en la sinagoga, no le pidió a Jesús que la curase ni nada por el estilo, simplemente estaba. Pues en muchas ocasiones la oración es esto mismo, estar, simplemente estar encorvados frente a Jesús, y cuando El quiera nos dirá "quedas libre de tu enfermedad" es cuestión de saber esperar, Dios tiene su momento para para cada uno, ¿sabremos perseverar?...

22 oct. 2010

Cuando viene el dolor,
unirlo rápidamente AL CORAZÓN DEL PAPA,
entrar en el CORAZÓN DE LA IGLESIA,
introducirse en el CORAZÓN DE CRISTO.
Teresa Ortega, OP

19 oct. 2010

¿Miedo?

¿Miedo? pero si Dios es tu Padre,
tu Esposo, tu Amigo, tu TODO...
Nada temas.
Él está contigo siempre...siempre.
Lo difícil, lo hace fácil;
lo aspero, llano;
lo imposible, posible.
¡Así es nuestro Dios!
Teresa Ortega, OP

17 oct. 2010

Descanso y justicia

Puedes descansar tranquilo,
porque hay uno que cuida de ti,
hay uno que no duerme,
hay uno que no reposa,
puedes descansar a gusto,
tu guardián no duerme.

Él siempre vigila,
Él siempre vela tu sueño y tu descanso,
deja que brote en ti la confianza,
deja que la confianza madure en tu corazón.

El sueño es una maravillosa criatura de Dios,
existe hoy la enfermedad del sueño,
mucha gente no descansa,
mucha gente no duerme,
mucha gente tiene que recurrir
... a fármacos, a somníferos ...
para introducirse en el sueño,
el sueño es una maravillosa criatura de Dios,
el sueño es una caricia de Dios,
es una caricia de su inmensa ternura.

Vive entregado a esa firmeza,
vive confiado a esa promesa,
vive confiado en que tu guardián no duerme,
no duerme ni reposa el que es guardián de Israel.

Él no descansa,
Él no conoce el descanso,
Él ha creado el descanso para nosotros,
Él ha creado el sueño para nosotros,
puedes descansar,
no duerme ni reposa el guardián de Israel.

Puedes quedarte...
tranquilo, descansado,
porque Él siempre cuida de ti.
Puedes dejar en Él todos tus cuidados,
puedes descargar sobre Él
todas tus angustias o todas tus inquietudes,
toda tu agitación,
puedes dejar en Él toda tu vida,
porque no duerme ni reposa el guardián de Israel.
P. Moratiel, OP
Este Dios que no duerme ni reposa es el que "hará justicia" a los que le "claman día y noche", como dice el evangelio de hoy, contando siempre en que nosotros somos hoy, las manos y los pies de Jesús vivo en este mundo tantas veces injusto.

15 oct. 2010

Presencia

Orar es un percibir la Presencia del eterno Ausente,
saberse asombrar y admirar de esa oculta Presencia y
saberla respirar con la invocación de Su Santo Nombre.

14 oct. 2010

Gratitud a Dios

DAD GRACIAS AL SEÑOR PORQUE ES BUENO,
PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA.
Se ha manifestado una vez más en los mineros rescatados.

13 oct. 2010

Esperar

Esperemos contra toda desesperanza,
Dios todo lo puede,
confiemos en El y
todo se hará posible.

12 oct. 2010

Virgen del Pilar


Apoyarse en la roca de la Madre es ir seguro por el desierto.

Avanza. Su columna fuerte es la respuesta a tus gritos y a tus deseos.


Teresa Ortega,OP

8 oct. 2010

Dios y la nube


"Dijeron a Moisés: Háblanos tú, y te escucharemos; pero que no nos hable Dios, no muramos" (Ex 20,19)
"Yavé dijo a Moisés: vendré a ti en densa nube" (Ex 19,9)

Hay nubes que anuncian agua, nubes que prometen buen tiempo, nubes grises, nubes blancas, nubes fugaces, nubes viajeras, nubes barrocas y redondas, nubes silenciosas y ruidosas, nubes sin periferia, dilatadas e invasoras, nubes tormentosas, violentas, avasalladoras, nubes destructoras y mortíferas. Pero la nube del Éxodo es acogedora, y está como embarazada de vida.

Es una nube pronta a albergar a Moisés, sin ahogarle, sin asfixiarle. Así, en la nube Moisés se hace huésped del silencio de la montaña, alojado en la nube; se deja aprisionar y acariciar por ella. Porqué Moisés no percibe como peligroso avanzar en la escalada de la montaña y dejarse envolver por la nube.

Es ésta una nube que a la par esconde y muestra a Dios; es una nube limpia, sin salpicaduras de polución ninguna. Todo se vuelve luz. En la oscuridad, en la noche negra, en la nube se aloja también Yavé. Como Dios guía, como Dios próximo. Y la nube se convierte en un espacio de contacto con Dios.

Cada uno, cada ser humano, es solicitado por la nube, por el silencio. Cuando el hombre se interna en sí mismo, se sumerge y atraviesa una nube, un silencio, hasta acercarse al fondo de sí mismo. Allí encuentra a Dios y a los demás. En la voluntad de silencio se busca, sin que se exprese, la luz, la presencia. Es como volver de la noche al amanecer, de la periferia a la interioridad. Siempre se va al silencio, a la nube, atraídos por una llamada íntima.

El silencio nos permite llegar sanos y salvos a la zona más nuestra. Otra cosa significaría amputar la interioridad, excluirla. Y la peor enfermedad es vivir sin solidaridad consigo mismo. Porque vivir en el exterior, no sólo es hacerse cómplice de la oscuridad, sino que vuelve al hombre un pseudo-sí mismo, pues le falta el estilo plenario del ser.

Más allá de la nube está el cielo puro, sin contaminación. Aunque por debajo haya tormenta, y hoscos y vendavales. En el silencio la palabra repercute en la cavidad entera de nuestro corazón, y suena a cercanía, y sabe a presencia. Por dentro el silencio es palabra, comunión, luz; por fuera puede tener un aspecto sombrío y de soledad. Por eso al principio el silencio no entusiasma ni apasiona. Pero es ahí donde Dios habla y revela lo oculto.

Al revés del silencio, el ruido por fuera es placer, esparcimiento, diversión quizá, y por dentro es aislamiento, desolación y hasta destrucción y desintegración. En cambio el silencio nos membra y nos armoniza.

Dios dentro de la nube. Dios dentro del silencio. Dios próximo a lo oscuro, al anochecer, al sufrimiento incluso.

Dios se da, se entrega en la nube, en el silencio. Y lo que importa es que Él se vierta al corazón. Por eso no hay que temer nada, ni tender a otra cosa. Aunque un enjambre de deseos nos envuelva. En la nube hay una presencia. En el silencio hay una palabra. El hombre toma posesión de sí mismo en el silencio.


P. Moratiel, OP

7 oct. 2010

Festividad de Nuestra Señora del Rosario

¡Madre!
que oiga en tu regazo maternal
todos los misterios de mi Rosario,
desde la Encarnación al Gólgota.
Y que los viva.

Teresa Ortega, OP

6 oct. 2010

2º misterio luminoso: Las Bodas de Caná

En Caná de Galilea, Jesús realizó "su primer signo" casi, podríamos decir, sin verdadera necesidad.
María, su Madre , le dijo: "No tienen vino"; y el Señor transformó el agua de las tinajas en un vino de solera, ¿era necesario?...
El vino, no es el pan, necesario para el sustento humano; ni la carne, ni las viandas que son propias de una fiesta; pero lo que da plenitud en una celebración "de bodas" es el vino.
También en nuestras vidas falta "vino", ése que hace que la vida sea plena a totalidad, ése que hace que la boda de Cristo con la humanidad sea una auténtica fiesta, una auténtica celebración.
Ese vino, es símbolo de cosas que pueden parecer innecesarias: una sonrisa, un gesto amable, un servicio gratuito, palabras impropias que podemos omitir, una cierta plenitud en el renacimiento propio, y un sinfin de gestos pobres, que en sí no son milagros aparentes, pero que son como el vino, que dan sabor y calor a nuestra existencia cotidiana.
Que Santa María, la Virgen Madre, que nos conoce mejor que nadie, también se acerque hoy a Jesús y le diga, "no tienen vino", y podemos celebrar feliz y pleno este día de bodas.

4 oct. 2010

En la festividad de san Francisco

¡Escuchad, trabajadores, puestos por este Padre a trabajar en su viña para arrancar las espinas de los vicios y plantar las virtudes! En verdad que Domingo y Francisco son dos columnas de la santa Iglesia: Francisco principalmente con la pobreza, que le es propia, y Domingo con la ciencia.

1 oct. 2010

Octubre mes del Rosario

Mes de octubre --- Mes del Rosario

Santa María del Rosario, ruega por nosotros.
Virgen de las Victorias, ruega por nosotros.

24 horas tiene un día y en 24 minutos se reza un Rosario.
Cada día un rosario. ¿Podremos intentarlo este mes?
El mundo está ardiendo; muchas familias rotas; los niños explotados, abusados, maltratados, no nacidos; los ancianos abandonados; muchas personas son víctimas del terrorismo, la violencia, la guerra; el hambre hace estragos y mueren al día miles y miles de seres humanos; el sida, el cáncer y un sinfín de enfermedades hacen amarga la existencia de muchas personas…el Papa, las necesidades de la Iglesia y, tantas y tantas cosas... el mundo sufre y necesita alguien que le consuele, que le ayude, que le dé un sentido lleno de esperanza. ¿Por qué no se lo pedimos a la Virgen- Madre?
En cada Avemaría, un ruega por nosotros, por este mundo que tanto necesita y que tanto Te necesita, Madre. Ruega, ruega por nosotros, ahora y en la hora de la muerte.
No es tan difícil; aprovechemos nuestra caminar por las calles, la espera del autobús, la subida en el ascensor, el descanso en el trabajo, un rato al iniciar el día o al final de la jornada. El amor inventa mil modos y maneras. Sólo son 24 minutos a lo largo de las 24 horas de cada día, apostando por la Vida, por la Paz, por el Amor, de manos de María Santísima del Rosario.

La Virgen se lo merece y, el mundo, nuestros hermanos lo necesitan.

Tú estás conmigo

“ Hay una presencia que vela junto a nosotros, hay una Palabra que da sentido al camino de la vida, hay un Dios que no deja caer de sus...